Anímate a cocinar rico, saludable y vegano

Desde la ONG Million Dollar Vegan comparten recetas basadas en plantas fáciles de hacer, con pequeños secretos para adaptar cualquier favorito de la pastelería tradicional.

Elegir una alimentación basada en plantas, más sana y amigable con el medioambiente y los animales no significa decirle “adiós” al disfrute en cada bocado: existen opciones, dulces y saladas, ricas en nutrientes que sorprenden el paladar.

Además, tal como indicó la Organización Mundial de la Salud, optar por llevar una dieta basada en plantas ayuda a prevenir enfermedades cardíacas, hipertensión, cáncer, obesidad, diabetes tipo 2 y las de origen zoonótico, como el COVID-19.

Para mi la alimentación basada en plantas es perfecta porque ayudas a los animales, al planeta y a tu salud, además de ser deliciosa y muy nutritiva”, opina la nutrióloga Sinaí Morelos (cédula profesional 851164 ) y parte de Million Dollar Vegan, organización internacional sin fines de lucro que busca crear conciencia sobre cómo la cría y el consumo de animales afectan al planeta y la salud humana.

Sin embargo, a veces la falta de información sobre cómo preparar las recetas basadas en plantas puede generar dudas o frustración. Por eso desde Million Dollar Vegan revelan algunos tips para no fallar:

•           Puré de manzana: sirve para reemplazar aceite, mantequilla y huevo en pasteles, pan, galletitas y muffins. La proporción es 1:1, por ejemplo, ½  taza de aceite equivale a ½  taza de puré de manzana y en el caso del huevo, la equivalencia es 1 huevo = ¼ de puré de manzana. Atención: Para que funcione esta sustitución, se debe colocar polvo de hornear, por lo tanto si la receta no lleva, colocar 1 cucharadita por cada ¼ de taza de puré de manzana.

•           Semillas de lino o chía molidas: imitan las propiedades adherentes del huevo en panes, pasteles, muffins, etc. La equivalencia es 1 cucharada de semillas molidas + 3 cucharadas de agua = 1 huevo. Para moler las semillas, colocarlas en la licuadora o procesadora en seco, luego mezclar una cucharada de la preparación con tres cucharaditas de agua, integrar y dejar reposar durante cinco minutos para que espese.

•           Plátano aplastado : funciona como sustituto del huevo, ya que aporta humedad y dulzor a las recetas con productos de origen vegetal. Se recomienda añadir más cantidad de polvo para hornear para evitar que el resultado sea denso. La proporción es ½  banana madura aplastada para sustituir un huevo.

•           Harina de garbanzo: actúa como aglutinante y agente leudante y es un buen reemplazo del huevo para repostería como, por ejemplo, en bizcochos, galletitas y pastas. ¿Cómo? Mezclar tres cucharadas de harina de garbanzo con tres cucharadas de agua por cada huevo que indique la receta original hasta que quede una pasta consistente y cremosa.

•           Aquafaba: es el líquido de cocción de los porotos y otras legumbres como los garbanzos, que normalmente se descarta luego del hervor. Es revolucionario no solo por las posibilidades culinarias que nos abre, sino también porque es un producto que cualquiera puede tener en casa, fácil de obtener y muy barato para reemplazar el huevo. Su mezcla de almidones, proteínas y otros sólidos vegetales solubles que migraron de las semillas al agua durante el proceso de cocción le da a esta sustancia un amplio espectro de propiedades emulsionantes, espumantes, aglutinantes, gelatizantes y espesantes. 

Dentro de los usos más conocidos del aquafaba se encuentran merengues, mayonesa, crema batida, mousse y espesantes. La tabla de medidas es: 1 huevo = 3 cucharadas (45 ml), 1 clara = 2 cucharadas (30 ml) y 1 yema = 1 cucharada (15 ml).


Para conocer más información sobre una alimentación basada en plantas y sus beneficios visitar https://www.milliondollarvegan.com/es

Artículos recomendados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *