Alerta, ‘Blue Monday’.

En tiempos de pandemia, ¿cómo combatirlo?

La pandemia del COVID-19 ha dado como resultado un aumento de padecimientos que afectan la salud mental y complicaciones en las condiciones de padecimientos pre-existentes, como: depresión
ansiedad y trastornos del sueño.
Estos padecimientos afectan por consecuencia, el equilibrio del sistema inmune haciéndonos más vulnerables en tiempos de pandemia.

El tercer lunes del mes de enero es considerado como el día más triste del año o el más deprimente, pero tras casi dos años de la llegada del COVID-19, ahora se conjuga con un aumento de angustia, ansiedad y depresión en la población mexicana. Además, se conjunta con la fuerte tendencia de comunicación digital posicionando al día “lunes” como el día más odiado en el mundo entero, donde se predispone un estado de ánimo bajo fomentando el uso del hashtag #MondayBlues que en inglés, esta expresión traduce algo similar a “lunes de depresión”, para manifestar el desanimo.

No existe una evidencia científica de que este 17 de enero sea el día más triste del año; sin embargo, existen diversos factores que debilitan las emociones: las festividades han llegado a su fin provocando el distanciamiento de los seres queridos, la cuesta de enero se hace presente y el clima frío no ayuda a reanimarse; el retorno a las actividades cotidianas, el fin de la ilusión de los nuevos propósitos del año y el reto de afrontar nuevos objetivos; todo esto, se junta con la nueva realidad y con los periodos de confinamiento que estamos viviendo.

La Dra. Guadalupe Terán, miembro del grupo Sensibilízate de medix ® señala que, en el primer bimestre de cada año aumenta la demanda de atención psicológica; lo cual, tiene que ver con factores depresivos y el
trastorno afectivo estacional y, con la extensión de la pandemia los duelos no resueltos, la angustia, ansiedad y trastornos del sueño han aumentado considerablemente entre los mexicanos, provocando consecuencias
como desgaste, cansancio y desmotivación.

La Dra. Terán explica que es natural que en esta época del año se presenten cambios emocionales pero, si no se tratan pueden convertirse en crónicos; por ello es importante identificarlos desde el más pequeño indicio. Estar triste o ansioso no se debe convertir en una costumbre ya que conforme avanza el padecimiento se combina con otro tipo de trastornos por ejemplo, ataques de pánico o trastornos del sueño, lo que lleva a un desequilibrio aún mayor.

Para evitar que los síntomas del Blue Monday nos afecten, la Dra. Guadalupe Terán nos comparte esta guía
básica:
Identifica: si es un estado de ánimo constante o si es un síntoma de algún padecimiento previo que está aumentando y, busca ayuda con un profesional de la salud. Existen tratamientos constantes para la depresión o ansiedad, que nos ayudarán a disminuir sus síntomas logrando una mayor
estabilidad emocional.
Analiza: Revisa tus hábitos y estilo de vida, cambios simples pero efectivos impactarán en la mejora de tu salud mental; por ejemplo, fomentar la salud del sueño a través de lograr dormir 8 horas consecutivas; esto ayudará a nuestro organismo en la producción de melatonina, hormona natural
que secretamos y que, también puede ser suplementada sin generar adicción. La melatonina de liberación prolongada es un gran aliado para conciliar un sueño prolongado y evitar despertares nocturnos.

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.