Opciones alimenticias que ayudan al planeta

Cada vez más, la relación entre los procesos de producción de la comida que consumimos y su impacto en el medio ambiente motivan nuestras decisiones de compra. Al elegir productos sostenibles podemos garantizar que nuestra familia tenga alimentos de alta calidad, y al mismo tiempo, vivir en armonía con el planeta.  

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés) define el desarrollo sostenible como “el manejo y la conservación de la base de recursos naturales, y la orientación del cambio tecnológico e institucional, de tal manera que aseguren el logro y la satisfacción permanente de las necesidades humanas para las presentes y las futuras generaciones”. Llevar a cabo una producción agrícola de manera sostenible significa que no se sobreexplotarán los recursos naturales, por lo que este tipo de agricultura ayuda a conservar y proteger la tierra, el agua, las plantas y animales, lo que representa un beneficio para todos más allá de cada platillo que preparamos.  

La Unión Europea (UE) fomenta la agricultura sostenible a través de su estrategia integral De la granja a la mesa, cuyo principal objetivo es brindar acceso a alimentos seguros y saludables de la más alta calidad a precios asequibles. Esta estrategia también busca enfrentar el cambio climático, proteger el medio ambiente y conservar la biodiversidad, garantizando así un retorno económico justo en la cadena de suministro e incrementar la agricultura orgánica. Cada uno de estos objetivos es parte de la transición para dar lugar a un sistema alimentario sostenible en la UE para 2030.  

Pequeños pasos hacia un gran impacto Cada día hay más mexicanos que deciden llevar a cabo acciones pequeñas para lograr un estilo de vida más sustentable: ya sea eligiendo consumir frutas y verduras orgánicas, incorporando más alimentos a base de plantas en sus comidas o evitando desperdiciar alimentos. Estos pasos nos permiten estar más sanos y al mismo tiempo ayudan a cuidar al planeta.

Con el fin de cumplir con la alta demanda de productos sostenibles, la agricultura sostenible debe formar parte de la ecuación. La UE está firmemente comprometida con garantizar que la protección del planeta y la producción de alimentos vayan de la mano. Los agricultores de la UE son una parte importante de esta práctica agrícola. Uno de los enfoques más populares dentro de la agricultura sostenible es precisamente la agricultura orgánica, cuyos productos pueden identificarse fácilmente gracias al logo orgánico de la UE. El mercado de alimentos sostenibles de la UE también está tomando medidas para proteger la calidad de la tierra y el agua. Asimismo, la conservación de la biodiversidad y el uso de energía son parte importante de la cadena que lleva nuestra comida a la mesa.  

Algunos agricultores de la zona centro-norte de Polonia cosechan sus productos en granjas orgánicas certificadas y usan tecnología innovadora para cultivos ecológicos y orgánicos, como el arado previo a la temporada de invierno o el cultivo en franjas, que cuidan del suelo y agua. Este tipo de agricultura sostenible da como resultado la producción de granos redondos libres de pesticidas y herbicidas, los agricultores llevan a cabo una productividad más alta y garantizan la calidad de sus productos. De esta manera, las familias polacas pueden comenzar su día consumiendo cereales y granos económicos que cuentan con todos los estándares de seguridad y beneficios naturales. Esto es solo un ejemplo de las prácticas agrícolas sostenibles. 

Otro ejemplo de sostenibilidad en la producción agroalimentaria es el aceite de oliva. El aceite de oliva extra virgen italiano que se cosecha en la provincia de Ancona presume de sus prácticas sostenibles a partir de diferentes tipos de olivos como el Raggia, Leccino y Frantoio. La fertilización de los olivos en esta provincia italiana anticipa la reutilización de los residuos de la poda y demás procesos, lo cual contribuye al cultivo sostenible. Estas acciones pueden considerarse simples, pero hacen toda la diferencia en la calidad de los productos y beneficios que ofrecen al consumidor.  

Como consumidores tenemos la responsabilidad de ser más atentos al momento de elegir nuestros alimentos. Actualmente es muy sencillo encontrar productos sostenibles de la UE en los supermercados mexicanos, así como en los menús de los más renombrados chefs, quienes cada vez más incluyen ingredientes sostenibles en sus creaciones.  

Para saber más sobre la agricultura sostenible de la UE y la amplia variedad de alimentos y bebidas disponibles, te invitamos a visitar bocadosdeeuropa.mx o a seguirnos en Facebook e Instagram a través de @bocadosdeeuropa 

Artículos recomendados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *