5 consejos para reducir el desperdicio de alimentos 

 Una tercera parte de los alimentos producidos a nivel mundial se pierden o se desperdician, de acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). Las raíces, los tubérculos y las semillas son los que más sufren esto, seguidos de frutas y hortalizas.  

El desperdicio de alimentos en México alcanza el 34.7% de lo que se produce en el país. En contraparte las estimaciones actuales indican que cerca de 690 millones de personas en el mundo padecen hambre, es decir, el 8.9% de la población mundial, según datos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).  

Disminuir el desperdicio de alimentos reduciría las emisiones de gases de efecto invernadero, el impacto ambiental y la contaminación. Al mismo tiempo, mejoraría la disponibilidad y calidad de los alimentos que consumimos y en consecuencia se reduciría el hambre. 

Por eso, en el marco del Día Internacional de la Concienciación sobre la Pérdida y el Desperdicio de Alimentos te invitamos a hacer consciencia sobre esta problemática y te compartimos estos tips para que el desperdicio de tus residuos sea mínimo.   


1.      
Planifica tus comidas 

¡Sin planeación no hay nada! Haz una lista de compras, piensa en las recetas que prepararás por días de la semana para que los ingredientes te rindan para todas tus recetas, desperdiciarás menos… y también vas a ahorrar mucho más.  

2.      No juzgues a las frutas y verduras por no lucir perfectos  

Generalmente dejamos de lado las frutas y verduras magulladas o con formas irregulares porque no cumplen con ciertas normas estéticas pero el sabor es el mismo.  

3.      Sé consciente de las etiquetas  

Hay una enorme diferencia entre las fechas de “consumo preferente” y “caducidad”. Por lo regular los alimentos siguen sirviendo para el consumo pasada la fecha de “consumo preferente”, mientras que la fecha de “caducidad” indica el momento en que el consumo deja de ser inocuo.  

4.      Revisa lo que ya tienes  

Pasa los productos que llevan más tiempo en el refrigerador o en la alacena hacia adelante, y los ponlos nuevos atrás para que hagas cosnciencia de comerlos primero. Si alguna fruta está muy madura o por echarse a perder ¡Congélala! Y después podrás usarla para hacer deliciosos smoothies o aguas frescas. 

5.      Elige opciones sostenibles 

Actualmente existen en el mercado opciones realmente comprometidas con el medio ambiente, cuando reducimos el consumo, se reduce también: el agua, la huella de carbono, la presión sobre los terrenos y la deforestación ¡Así es como realmente movemos la aguja y hacemos un cambio! 

Los alimentos basados en plantas tienen un impacto considerablemente menor sobre el planeta, por eso, cuando eliges NotCo, cada sorbo, cada mordida es un paso más hacia un planeta más sustentable ¿Qué esperas para probar los NotProducts? 

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.