Firma de Convenio de Coordinación para el Programa de Ordenamiento Ecológico Participativo del municipio de Ensenada

Valle de Guadalupe, 28 de abril de 2022

Los ciudadanos, académicos y vitivinicultores del Valle de Guadalupe extendemos nuestro reconocimiento a María Luisa Albores González, secretaria del medio ambiente y recursos naturales (SEMARNAT), Marina del Pilar Ávila Olmeda, Gobernadora del Estado de Baja California, Luis Hernández Palacios Mirón, Procurador agrario y a Armando Ayala Robles, Presidente municipal de
Ensenada por la firma del Convenio de Coordinación para el Programa de Ordenamiento Ecológico Participativo del municipio de Ensenada. Con este acuerdo se sientan las bases para la instrumentación de un plan de ordenamiento ecológico que protegerá al Valle de Guadalupe y detendrá el crecimiento desordenado, privilegiando el cuidado del medio ambiente, el desarrollo sustentable, estableciendo la
factibilidad de uso de suelo que privilegie las actividades comerciales compatibles y de baja escala.

Sin embargo, esto es solo el primer paso. Para lograr salvar el Valle de Guadalupe se requieren acciones coordinadas entre las autoridades federales, estatales, municipales, el sector privado y la sociedad civil. Este convenio surgió debido al lamentable deterioro ambiental que sufre el Valle de Guadalupe. La deforestación de cientos de hectáreas de zonas de conservación, desarrollos inmobiliarios que operan en la ilegalidad, conciertos masivos, aunado a la omisión en la aplicación del reglamento vigente del
uso del suelo, que destruyen la esencia agrícola del Valle.

Es hora de ponerle un alto a la depredación que amenaza con destruir uno de los pocos espacios agroturísticos en México. Para lograrlo, se necesitan leyes y decretos que protegen la esencia rural del Valle de Guadalupe, pero sobre todo que estos sean aplicados en la realidad y que haya consecuencias reales para quienes incumplan con ellos.

El Valle de Guadalupe es un orgullo nacional. Un espacio único en México, cuya esencia es agrícola y rural. Destruir esta esencia es destruir el Valle. Este 27 de abril de 2022, marcó el inicio del proceso que busca “Salvar el Valle”. Con este esfuerzo hacemos un llamado para que juntos, autoridades municipales, estatales y federales, organizaciones no gubernamentales, sector empresarial, cámaras de comercio,
sociedad civil, turistas y todos los que aman esta región seamos parte de la recuperación del Valle de Guadalupe para que siga siendo un ejemplo nacional por su esencia agrícola y cultura vitivinícola. Ya tenemos suficientes ciudades; ahora protejamos nuestro campo.

Que quede claro, nuestro valle no va a convertirse en el antro más grande de Baja
California.

¡Salvemos el Valle!

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.